A nuestros mayores, A vuestros errores ¿Solución? Acción

Nos prometisteis el cielo pero olvidasteis enseñarnos a volar. Hemos cumplido con casi todas vuestras condiciones y nos habéis traicionado. Hemos caminado por vuestros senderos sin compartirlos, con nuestra mejor sonrisa y sin recompensa. Hemos hecho todo lo que nos dijisteis: Puñados de títulos en nuestros cajones, varios idiomas en nuestras lenguas, instrumentos y arte en las manos, valores y moral en nuestras conciencias, igualdad en nuestros corazones, principios en nuestros actos… No creísteis en lo que predicabais, pero nosotros si lo hemos hecho, y ahora no sabemos hacer otra cosa.

Pasados los veinte años de edad, donde se supone que íbamos a disfrutar de todo lo prometido, nos hemos encontrados con un anticuado legado, con un jardín descuidado, una carretera marcada pero sin asfaltar, un cuadro sin barnizar que ahora se deteriora delante de nuestros ojos. La historia os hizo de piedra y no os culpamos por ello, pero el progreso nos ha hecho de fuerza y no vamos a dejar que la belleza y la verdad mueran.

Generación de la marca revolución que camina sin pilas, de la cual esperabais centenares de soldados vagos y en formación. Sumisos aceptadores de normas y leyes que favorezcan vuestra jubilación, y un mundo tal y como lo dejasteis. Pero se os olvidó, debido a la comodidad del final de siglo, que el consumidor es consumido, que los dioses no dan de comer, que el dinero no abraza, que la política es para todos…

No queremos calles donde esté prohibido gritar, donde manifestarse sea un delito. No queremos censura en nuestras herramientas, internet nos pertenece. No vamos a permitir políticas del miedo basadas en antiguos regímenes. No necesitamos más seguridad, ni cámaras en las calles ni policías en las escuelas. No queremos ideologías envasadas al vacío en urnas de cristal. No queremos a doctores que firmen facturas y si recetas. No queremos que la cultura dependa del tamaño de la cartera. Que la religión sea teórica y no se meta en la casa del que no la quiera. Ahora nos toca a nosotros y a nuestra manera. Quien no haga, debe tener la decencia de dejar hacer.

Hay tantas realidades como personas y maneras de ser feliz como pecados. Claro que la realidad supera la ficción, nunca había visto a tantos personajes que miraran con los ojos abiertos y actuarán como si los tuvieran cerrados, en una fábula serían monstruos, aquí son ciudadanos.

Al lector real de lo escrito, si usted es uno de esos caminantes que mira con los ojos cerrados, no le asuste el desgastarnos, somos eternos. Sabemos que lo ha visto porque nosotros también estamos mirando, y vamos a seguir creyendo que cierras los ojos porque aún no ves la oportunidad exacta para cambiar el mundo.

No abras los ojos aun si no quieres, pero déjame decirte algo al oído:

¡La oportunidad es ahora!

Carlo Cuñado
Estudiante de Comunicación Audiovisual
Madrid

El Precursor

1 Comment

fernando

los jovenes llevais razon, todo lo que se os promete, despues no se cumple, por parte de la situacion que hemos llegado, la principal es el trabajo, ya que cada dia mas empresas dan el cierre,quizas por no poder mas, o por su pura conveniencia, españa, no ha podido seguir el paso de otros paises colmados con tener mas industrias y mejores gobiernos, el cambio del euro, ya fue una de las primeras causantes para españa, no podremos nunca llevar el ritmo que llevan otra naciones . pienso que si no hay sufiente trabajo , industria , no podemos subsistir, y la juventud preparada ha fuerza de muchos estudios ,no es justo que se tenga que ir al extranjero para poder marcarse un futuro .el gobierno actual, no encuentra, o no quiere afrontar esta situacion tan importante,es triste decir, que españa esta en decadencia,,,,,,,

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *