Agente Carter- **

Que Marvel (apadrinado por Disney) está desplegando un potencial audiovisual de aúpa no es ninguna novedad. Ya dominan la parrilla de la cartelera con cada nueva película que amplía cada vez más su ya de por sí gigantesco universo, pero el equipo de Kevin Feige (CEO de Marvel Studios) no se ha quedado ahí y ha decidido alcanzar también el formato televisivo. Primero llegó Agents of SHIELD, con una primera temporada muy irregular y una segunda temporada alcanzando cotas de calidad cada vez mayores. Con el parón de esta serie en Navidad llegó a comienzos de enero Agente Carter, una oferta de ABC que pintaba muy atractiva.

Peggy Carter (Hayley Atwell) apareció por primera vez en Capitán América: El Primer Vengador, logrando (por fin) una relación amorosa con un héroe protagonista realmente interesante. No solamente se trataba de la obvia atracción por Steve Rogers (Chris Evans), sino de la construcción progresiva de un romance con una mujer fuera del estándar común de “la novia del héroe”. La agente Carter fue presentada como una mujer fuerte, decidida, con mucho carácter y al mismo tiempo con una sensibilidad, empatía y personalidad únicos. Es por ello que la idea de una seria que tratase las secuelas de la “pérdida” del Capitán América desde su punto de vista era extremadamente interesante.

agent-carter-pilotEl resultado, si bien aceptable, ha sido decepcionante.

En primer lugar, destacar el acertado ambiente logrado mediante un gran diseño de producción para la elaboración de la estética del Nueva York de finales de los años 40. La imagen y el drama de la mujer en esta época, si bien diluido por otros aspectos de la trama, es acertado y está presente constantemente (así como la crítica a las tan parodiables historias radiofónicas del Capitán América). El resto de la trama, sin embargo, resulta vacua e inservible para su propósito final.

Con cameos de lujo de Howard Stark (padre de Tony, Iron Man, interpretado por Dominic Cooper), el Jarvis original, una de las primeras agentes del programa ruso Viuda Negra (lo cual nunca se deja claro porque no se desarrolla) y la aparición de los Comandos Aulladores (compañeros del Capitán América en la guerra) no logran nunca levantar una trama sólida que aporte algo realmente significante al crisol que resulta el Universo de Marvel en el cine y en la televisión. La historia central, alargadísima, no tiene ciertamente ningún peso en el futuro ni se enlaza de ninguna manera con Agents of Shield, con algún personaje ya conocido, ni tampoco deja claro si hay repercusiones en el futuro de los Vengadores. Una gran pena teniendo en cuenta el material del que partían. Esperemos que Netflix suba el nivel con sus futuras series (la primera de ellas Daredevil).

pe0y5iow6ee4wb9udtmfCONCLUSIÓN: Recomendable para seguidores acérrimos de Marvel Studios y para aquellos curiosos de ver a una verdadera heroína como Peggy Carter en acción. Hayley Atwell lleva su personaje a buen puerto sin ningún problema y toda referencia a lo que ya se conoce del mundo de los Vengadores es de agradecer, pero el resto de metraje añadido simplemente se cae por sí solo. ¿Posible solución? Una historia más centrada en aclarar el origen de la Viuda Negra, los programas que acabaron creando a Hulk, algo que abra camino a explicar el origen de las habilidades de soldados como Ojo de Halcón, o entralazar el origen de la actual SHIELD con la aparición de un joven Nick Furia. Por desgracia, ya es tarde para todo lo anterior.