Arte como Pastillas Antidepresivas

“Si no fuera por el arte, me habría suicidado hace mucho tiempo” – Yayoi Kusama

Yayoi Kusama es una artista contemporánea japonesa que nació en 1928. Con una madre que abusaba de ella, surgió una mente creativa que ha sufrido constantemente alucinaciones y pensamientos obsesivos acerca los polka dots o lunares y repeticiones de patrones.

Muchas veces ella fusiona el fondo con la forma y utiliza colores llamativos lo que hace que sus obras sean muy atractivas a simple vista. Ha expuesto con iconos del arte como Andy Warhol o marcas reconocidas como Louis Vuitton, con la colaboró en el 2012. Más abajo podemos ver el escaparate de dicha tienda en Multiplaza Pacific Mall en Panamá con los diseños de Yayoi. Todas las obras realizadas por estas dos entidades serán expuestas en la Maison Louis Vuitton de New Bond Street en Londres.

Nos interesa mucho esta mujer porque sus diseños son sumamente fáciles de reconocer y se corresponde a un arte contemporáneo que abarca muchas categorías: desde la escultura a la pintura, las instalaciones, la moda y hasta la lencería, sin olvidar sus perfomances y happenings como pasearse en kimono por NY ( Walking Piece, 1966) o demostrar su inconformismo con la guerra de Vietnam desnudándose al frente de los transeúntes.

Tuvimos la suerte de vivir una de sus obras de arte en el Whitney Museum de Nueva York, titulada Fireflies on the water (2002), en la que con un juego de espejos, luces colgando y agua en el suelo se conseguía un efecto de infinity room. Tienes sólo un minuto para poder disfrutar de esta experiencia, pero en ese poco tiempo eres capaz de experimentar las mismas alucinaciones que ha tenido Yayoi durante toda su vida.

Hay que vivirlo en persona, por lo que si cerca de tu ciudad hay una exposición de esta artista, te recomendamos que no dudes en ir a verla.

 

En la entrada del mismo museo, presentaba Yayoi sus míticas piezas redondas y de gran extensión, que decoraba el hall de una forma muy alegre y colorida. Vemos otra vez su gran interés por los polka dots.

Pero como hemos mencionado anteriormente,Yayoi Kusama es muy versátil y no ha hecho solamente instalaciones, esculturas, o pinturas en la pared. En el Metropolitan Museum de Nueva York, también podemos apreciar una obra de arte suya llamada  ”No. B62″ hecho en 1962. Vemos cómo un artista puede hacer cosas tan diversas como una habitación llena de luces o pintar cuadros decorativos como éste:

Otro dato curioso de Yayoi es que ella fue internada en el psiquiátrico de Tokio por voluntad propia en el año 77, y a partir de entonces trabaja todas sus obras desde allí. Su arte ha sido bienvenido en varios grupos desde el minimalista, surrealismo y hasta expresionismo abstracto, pero ella sigue considerándose una “artista obsesiva” y es por eso por lo que tanto nos gusta.

Maia De Zan Hatch
Co-Fundadora de “El Precursor”
Fundadora de “Artspiradora”
Estudiante de Comunicación Audiovisual y
Título Propio en Creación y Producción de Cine y Televisión
Panamá – Madrid