“Attack on Chinos Raros que Ponen Cara de Pan”, (*1/2 de 5)

Miren, yo no soy un ferviente seguidor de animes. No los entiendo. Respeto a quien le gustan, desde luego; de hecho, muchos de mis amigos siguen varios de ellos con gran interés. Pero yo no los comprendo. Aun a riesgo de que me fusilen, me resultan demasiado sonoros, con personajes demasiado interioristas, con reacciones desmedidas a sucesos de la historia que (para mí) no resultan naturales. Pero, insisto, esto es porque no los entiendo.

Titan 2

Aun así, de vez en cuando, hay alguno que por su tremenda calidad (o porque mis compañeros de piso me fuerzan a verlo por el bien de mi nivel cultural) me acaba por enganchar. Ese fue el caso, en su día, de Death Note, por ejemplo, o de Fate Stay Night. También fue el caso del tema que va a ocupar mi artículo de hoy: Shingeki no Kyojin. Osea, Attack on Titan.

El caso es que la serie me enganchó: ya sea por la repelusilla que daban los titanes o vete a saber tú qué, la seguí viendo y me terminé la primera temporada (y única que hay hasta el momento), con ganas de visionar ya la segunda. Y después anunciaron la película de imagen real; ya me habían avisado de lo malas que suelen ser estas adaptaciones japonesas de animes, pero como se le estaba dando tanto bombo y platillo dije: “A lo mejor está bien y todo”.

Craso error, señores. Ya me dijo un amigo mío que no gastara hora y media en ver semejante y cacoso producto, pero es que parece que soy masoquista o algo. Porque seamos sinceros: el terreno de la imagen y de la ambientación está muy bien hecho, y eso es un punto a favor. Pero todo lo demás es un despropósito de “cágate lorito”.

Es que vamos a ver. En primer lugar el chino (que sí, que es japonés, que todo lo que quieras) que hace del protagonista pone unas caras de aupa que le quitan toda la seriedad. Eso se suma a que luego meten a la clara versión japo de Bud Spencer dándole hachazos en los tobillos a los titanes o (¡ojo! ¡OJITO AHÍ!) levantando a un titán por la puñetera muñeca (cágate lorito otra vez) y uno se queda como muy “qué cojones estoy viendo”.

Y es que además, los personajes tienen menos consideración con el prójimo que Judas Iscariote. ¿Qué los titantes tienen un oído especialmente sensible? Pos salgo gritando al patio como un poseso porque me ha dejado la novia. ¿Qué necesitamos vitalmente estos explosivos para la misión? Pos me inmolo en plan “Allahu Akbar” porque me han matado al novio.

Y luego están rondando por ahí esos moradores de las arenas raros que no sé qué narices pintan. Y la mayoría de los titanes parecen esos japoneses raros que salen los concursos WTF que hacen por allí. Y los chinos gritan mucho mucho. Y Mikasa no se parece a Mikasa. Y…

Titan

"¡Doraemon! ¡Gigante me ha quitado el juguete!"

Vamos, que no me gusta, leches.

David López González

Me llaman David, y soy un estudiante de periodismo y comunicación audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid. Soy muy dado a lanzar mis opiniones allí donde nadie me las pide. También soy un gran amante de la ficción. De todo tipo.

2 Comments

fernando aguila mora

en los años 60 nos fascinaba GODZILA el monstruo marino salido del mar, fue una produccion bastante barata, pero ,, quien habia visto en aquel entonces un bichaco muy grande y demoliendo toda la ciudad, yo la vi tres veces, y siempre salia acojonado , pienso que seria la edad, de todos modos tengo que decir que los japoneses eran muy buenos en estas peliculas,,
hoy es todo tan exagerado que uno no se lo cree ni borracho,,,,,

Reply
David López González

Gracias por tu comentario, Fernando.

Tienes razón en lo que me comentas. Sin ir más lejos, podemos hablar del re-make de Gozilla que se hizo el año pasado, que no fue para nada sobresaliente. Aun así, aun se hacen buenas películas de monstruos gigantes, aunque no son muchas. “Pacific Rim”, siendo una película de acción desenfrenada y mamporros a diestro y siniestro (que es lo que pretende ser), es un ejemplo de ello.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *