El ego de Superman – Aznar sigue aquí

azores

He aquí tres hombres muy, muy poderosos. Van un inglés, un americano y un español, y deciden un día invadir Irak. A los dos de la izquierda, después de tantos años, ya ni se les ve. Al de la derecha, sin embargo, últimamente le tenemos muy pesado. A lo mejor es que se cree Superman, con ese ricito en la frente.Y ya se sabe que Superman es invencible.

Debe ser muy duro dejar de ser presidente del gobierno, de la noche a la mañana, y tener que pasar de tanta actividad a la más pura irrelevancia. Se comenta que son como jarrones chinos, que se supone que son valiosos, pero nadie sabe dónde ponerlos. Perder las elecciones habrá sido para este señor como quedarse en el paro, eso sí, a su manera : con sueldo de por vida, chófer, secretaria, y una abultada agenda de contactos.

El señor en cuestión probablemente no tenga ningún problema en su vida, como lo tendrán los seis millones de compatriotas que de la noche a la mañana perdieron su empleo. Primero, tiró de agenda para colocar a su bienamada esposa como alcaldesa de una gran ciudad. Sería por mantenerla ocupada, normal, no hay casa en la que puedan caber dos egos tan grandes. Luego, con todo bien atado, se dedicó a ir de viaje por el mundo, dando conferencias en universidades americanas, picoteando aquí y allá en consejos asesores de grandes multinacionales, no sea que de repente se nos fuera a aburrir. Cultiva su fama de tipo duro mediante (dice) exigentes rutinas de ejercicio físico, a la vez que cautiva a las jovenzuelas con su melena. Pero sin duda alguna, lo mejor de este superhéroe contemporáneo, es su vuelta, su comeback : SUPERMAN RETURNS !

Pongámonos serios. Este hombre, presidente de honor de su Propio Partido, se lamenta de que no puede participar en la campaña electoral. Acto seguido, su telonera favorita, Esperanza Aguirre, afirma que hará lo que haga falta para que Aznar tenga su mitin junto a Cañete. ¿Qué ha llevado a tanto revuelo ?

Aznar se ha enrabietado cuando ha visto que su juguete, el PP, había caído en manos de otro, y ahora lo quiere recuperar. Hay un gran enfrentamiento entre Génova y el ala más dura del PP, nostálgica de tiempos pasados – esa misma que fundó Vox. Y esta pelea de patio de colegio parece que sólo tiene una causa : el ego de Josemari. Ese señor que no es capaz de retirarse de la política de una vez por todas, como quien quiere dejar de fumar. Ese señor que cobró sobresueldos incluso siendo Presidente del Gobierno. Ese señor de mal perder que se aferró a teorías conspiranoicas del 11M. Ese señor que tras su derrota electoral se dedicó a ir por el mundo desprestigiando a España. No sea que la economía vaya a ir bien con un gobierno socialista. Ese señor, que con aires altaneros ofrece íntimas entrevistas a medios de masas, en un lúgubre preludio de lo que parece su regreso. Pues como ese bigote vuelva por aquí, aquí tienen a otro servidor con ganas de pedir la independencia.

Y he aquí una versión algo más objetiva de los hechos :

http://politica.elpais.com/politica/2014/04/28/actualidad/1398688646_991563.html