EL MADRID MÁS DULCE

En este artículo me dirijo a los lectores más golosos para contaros cuales son mis pastelerías favoritas. En primer lugar, una de las más famosas de Madrid, preside la Puerta del Sol haciendo esquina con la calle Mayor y todos los madrileños la conocemos; La Mallorquina. Este establecimiento, inaugurado en 1894, era un centro de cultura a principios del siglo XX por las tertulias literarias. Ahora mismo es más famoso por sus estupendas napolitanas con crema, las trufas y los suizos y sin duda es un buen final para una tarde de tapeo por el centro.

En cuanto a palmeras de chocolate mi pastelería favorita es La Maravilla, en la calle Ríos Rosas 41 (M: Ríos Rosas, L1). Aunque no son muy grandes ni muy baratas, para mi gusto la cobertura de chocolate es perfecta. Además no son excesivamente blandas, si no que el hojaldre es crujiente.

Una de las pastelerías más bonitas que conozco es La Marquesita, en la Avenida de la Guardia 29, El Pardo. Es un sitio pequeño, con apenas 4 mesas y decorado con mucho mimo. En el escaparate suelen tener siempre trufas de chocolate y bollos como suizos o palmeras. Recuerdo que hace ya bastante tiempo tomé un bollo de hojaldre y crema estupendo que nunca había visto en otro sitio de ese tamaño, solamente como pastelito pequeño. Era una especie de milhojas con canela por encima y recuerdo que estaba buenísimo.

A pesar de que todas las anteriores son estupendas, mi favorita en todo Madrid es Rovier. Está en la calle Ercilla, 11 (M: Embajadores, L3), cerca del Rastro y cuenta con obrador propio de pan y de pastelería. Sin duda la clave de su éxito es que la materia prima es buena y que todos los productos se hacen artesanalmente. Tienen bombones, mermeladas artesanales asturianas, tartas, pasteles, bollos y salados. Mi tarta favorita es la de chocolate, frambuesa y virutas de chocolate por encima. Los pasteles no se quedan atrás, los mejores para mi gusto son los típicos bocaditos de chocolate y crema, pero también están buenísimos los de manzana o las trufas. De bollería la verdad es que es todo estupendo, pero yo siento especial debilidad por las bambas de crema y por las magdalenas de chocolate, que tienen por dentro chocolate derretido y están riquísimas. Si preferís algo salado, las empanadas de atún están muy buenas y el pan, en especial el de picos, es de gran calidad.

Dejando lo mejor para el final, os recomiendo que vayáis en época de buñuelos, a finales de octubre y primeros de noviembre. Yo desearía que los tuvieran siempre porque no los he comido mejores en ningún otro sitio, además tienen una gran variedad; de limón, crema, turrón, cabello de ángel, nata, chocolate, crema y café. Mis favoritos son los de chocolate y los de limón, pero todos están buenos porque la masa es fina y tienen mucho relleno, por lo que resultan muy jugosos.

No podía acabar un artículo sobre pastelerías madrileñas sin mencionar una de las mejores tradiciones de la capital: el chocolate con churros. Todo el mundo conoce San Ginés, pero la última vez que fui a desayunar me llevé una decepción ya que los churros estaban bastante fríos. Por eso yo os recomiendo Chocolaterías Valor, hay cinco en Madrid, una de ellas en la calle Postigo de San Martín, muy cerca de la Plaza del Callao (M: Callao, L5 y 3). Tienen una carta bastante amplia que incluye chocolates fríos por si os da el mono en verano, la calidad del chocolate es muy buena y los desayunos de taza de chocolate con churros son bastante baratos (2 y pico creo recordar).

A todas las pastelerías de las que os he hablado les pongo un 9 porque cada una en su estilo me han endulzado bastantes momentos, pero a Rovier le pongo un 10 redondo. Todos sus productos están riquísimos, sobre todo la crema pastelera, que es una locura, y tener una tarta suya cada año me alegra el cumpleaños. Espero que disfrutéis si vais a estas pastelerías y que se os haya hecho a boca agua leyendo este artículo tanto como se me hizo a mí al escribirlo.

Marina Fernandez Barajas

1 Comment

fernando aguila mora

por tu descripcion, Marina, debes ser una persona que te gustan mucho los dulces, tartas, bollitos ect, esto es lo mismo que me pasa a mi,soy un chocolatero empedernido y no hay dia que no pruebe algun trocito pequeño de alguna golosina,, se hacer algunas tartitas, que segun la familia son riquisimas,pero cuando mi peso empieza ha subir ,tengo que hacer una dieta extricta, y en este lapso de tiempo no pruebo chocolate, y cosas que hacen engordar,, es duro pero la salud,es lo mejor, he estado en las pastelerias que tu comentas ,y si son de rechupete al igual la de sol, bueno solo te puedo decir que tengas un feliz dulce dia ,,,,,un saludo

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *