FATHE PUR

c/ Ibiza 42. Metro Ibiza, línea 9.

Hace tiempo que me apetecía escribir sobre un restaurante indio pero no encontraba uno que me convenciera lo suficiente. Por fin, el otro día cené en Fathe Pur, pequeño restaurante de la calle Ibiza con una agradable terraza en el bulevar. Los camareros son muy amables, por lo que si nunca has probado la comida india, conviene preguntarles, ya que te aconsejarán sobre que platos son los más típicos y la cantidad de picante que lleva cada uno. Además, conviene saber que aunque las cantidades parecen pequeñas, la comida india llena mucho.

El restaurante está decorado con fotos de India y de personajes como Gandhi, está muy limpio y huele muy bien a incienso. La comida se sirve en platos y cazuelas pequeñas de color plateado con grabados de dibujos geométricos.

Según llegamos, pedimos una cerveza india llamada Cobra, que era bastante suave, y nos trajeron de aperitivo un pan de lentejas crujiente con tres tipos de salsas: picante, de menta y de mango.

De primero pedimos las típicas samosas de pollo, que estaban muy bien hechas; crujientes pero no grasientas, por lo que resultaban ligeras. Las salsas del aperitivo también sirven para aderezarlas. Además, pedimos un “Prawn Puri”, el cual yo no había probado nunca y sin duda os recomiendo. Se trata de pan indio con un sofrito de gambas por encima, la salsa está deliciosa y se puede acompañar con limón. También tienen unos rollitos de queso que según nos contó el camarero, son muy típicos de India. Todos los entrantes rondan los 6-8€ y están bien de cantidad.

De plato principal probamos uno de los platos más recomendables, el pollo “Tikka Masala”. Este plato se cocina en una olla y tiene un ligero sabor dulce. Si no os gusta el picante, resulta muy recomendable. Lo presentan en una pequeña cazuela y conviene pedir arroz de acompañamiento. En nuestro caso pedimos el arroz basmati “pilau” que estaba muy rico, pero tienen de otros tipos como arroz con huevo y arroz con piña. La salsa del pollo tikka masala estaba deliciosa y el sabor se complementaba muy bien con el del pan con frutos secos que pedimos,“Peshwari Nan”. Este llevaba en su interior una masa con cierto regusto a coco muy original.

Para todos los platos principales se debe pedir arroz y pan de acompañamiento, ya que así es como se comen. Algunos de ellos llevan el arroz ya incluido, si no, ronda los 4€. Además, tienen muchos tipos de pan “tandoori”, como pan con cebolla, con mantequilla o con carne picante.

Otros de los platos más conocidos son los de curry, los “biriyanis”, los “balti” y los “tandoori”, todos ellos a elegir con pollo, cordero o gambas. Los “biriyanis” son platos de arroz con carne, vegetales, una mezcla de especias y yogurt, los “balti” se cocinan en ollas de hierro y se sirven con curry, generalmente picante, y los “tandoori” están hechos en el “tandur”, un horno cilíndrico en el que se cocina con carbón y que es muy típico del norte de la India, de la región de Punyab. Los principales van desde los 13€ del pollo tikka masala hasta los 20€ de un plato grande tandoori.

De postre nos regalaron un “mango lassi”, un zumo natural de mango muy espeso y con un sabor buenísimo, lo cual me pareció un buen detalle por parte del restaurante.

Al final, nos salió por unos 20€ persona, lo cual no es excesivamente barato pero la calidad del sitio lo merece. Además, tiene un 30% de descuento reservando con “El Tenedor”, aunque hay que tener en cuenta que las condiciones son pedir un entrante o un postre más un plato principal por comensal, por lo que si queréis utilizar la promoción, conviene ir con bastante hambre.

A mí me gustó mucho el sitio, la comida estaba exquisita, la terraza era muy agradable y los camareros muy atentos, por lo que a la comida le pongo un 9, al servicio un 10 y a la decoración un 8. En conjunto lo valoro con un 9, considerándolo una muy buena opción para probar la comida india en Madrid.

Marina Fernandez Barajas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *