Fenómeno “IT GIRL”

Atrás quedaron los años en los que se seguía la pista de las modelos y actrices más cotizadas de Hollywood en cuanto a moda se refiere. Ahora las que mandan en el panorama de las tendencias son ellas, nuestras famosas “It girl”. Chicas jóvenes que crean y marcan tendencia a través de sus blogs de moda o de las redes sociales, inundan revistas, eventos, streetstyle y son imitadas por miles de personas en todo el mundo. Los grandes de la moda y la belleza se las rifan para promocionar sus prendas y productos.
Si bien es cierto que la mayoría de ellas provienen de buenas familias, acostumbradas a acudir a grandes fiestas y con armarios llenos de última tendencia, también pero en menor medida hay casos, como el de Chiara Ferragni (The blonde Salad), que han conseguido ascender a la más alta popularidad incluso proviniendo del anonimato más absoluto. Llegados a este punto, sus estilismos reciben una gran cobertura mediática que posteriormente sirven de inspiración a sus fieles seguidoras.
En el ámbito internacional se encuentran entre otras, las conocidísimas Olivia Palermo o Cara Delevinge y en el ámbito nacional, la It Girl del momento, Paula Echevarría, muestra en su blog sus looks diarios, generalmente compuestos por prendas Low Cost, accesibles a la mayoría de bolsillos haciendo así que casi todos sus estilismos se agoten de las tiendas. Gracias a esa capacidad de publicitar los productos (al fin y al cabo, las prendas no dejan de ser eso), son un gran atractivo para que la industria de la moda multiplique sus ventas y aumenten así, sus beneficios.
Los medios de comunicación juegan un gran papel en este fenómeno, llegando en algunos casos a ser ellos mismos quienes “adoptan” a estas chicas, las lanzan dándole la mayor cobertura posible y las convierten finalmente en it girl.
Este fenómeno no es novedoso. Siempre han existido “modelos” a imitar o a copiar sus tendencias, simplemente con los años se va renovando el concepto y al igual que las colecciones, esta potente industria también renueva a sus it girl. Viven de su imagen y de explotar su juventud, pero por suerte o por desgracia, la juventud no es eterna por lo que su estilo y su imagen tienden a desaparecer con el tiempo, para dar paso a nuevas caras. Y digo tiende porque como en todos los ámbitos siempre hay excepciones. Es el caso de las famosas Grace Kelly y Audrey Hepburn cuyos estilismos son atemporales y han conseguido que a día de hoy sigan siendo copiados.

Miny Marín
Blog: Pedaleando con Tacones