Las palabras que escuché frente al Guernica

¿Cuántos artistas tendrán que seguir creando para que la sangre no vuelva a manchar aceras ni teñir más charcos? ¿Cuántos minutos frente al cuadro hacen falta para asimilar el horror de la guerra? ¿Por qué no dejarnos aconsejar por aquellos que decidieron usar el tiempo pintando y no dictando órdenes?

Desde el momento en que lo vi, cuando cierro los ojos, vuelve a aparecer en mi memoria. No hace falta que nadie explique nada, con prestarle un poco de atención éste habla sin ayuda.

¿Cómo le estamos agradeciendo a la vida o Dios, los dones que se nos han brindado? Si miramos con los ojos abiertos y actuamos con ellos cerrados.

Y el toro, nacido para morir ante los ojos del ser humano, contempla como éste se destruye. ¿Qué se puede esperar de aquel que aplaude la sangre? dijo el animal en su último aliento.Guernica

Y el caballo relincha, reflejo de un país maltratado por un patrón desconocido, fascismo y fascinadas, víctimas y coordenadas, desconocidos que creen saberlo todo.

¿Qué nos diría el lienzo si pudiera? Obligado a contemplar nuestras caras que lo juzgan con horror, impotente al ver que pocos son los que aprenden la lección. ¡Nos grita guerra! y no hacemos nada, ¡Nos grita paz! y seguimos pensando en la guerra. ¡Grita libertad! pero hasta él mismo padece encerrado entre galerías, el sueño del caracol…

Ciento veintinueve muertos en mil pinceladas. Treinta y tres días de trabajo y toda la vida en nuestra memoria. Genio que hace pensar a España mientras otros la ahogan.

Y por encima de todo el desastre se la escucha a ella. Los gritos de una madre que jamás volverá a sonreír, en sus manos mueren las ganas de vivir. ¿Quién puede quitarle la vida a un niño? Con él se apaga la inocencia de toda una generación, condenada a curar las heridas de sus mayores. A los que nunca les enseñaron donde parar, y no lo hicieron…

Siempre hay una esperanza, tanto en el suelo, una flor. Como en el cielo, luz y calor del fuego o la bombilla, según la perspectiva. Y a Dios le pido, que la mujer que sujeta el candil viva saliera de la casa. Porque la luz, no es un símbolo de egoísmo y supervivencia, sino una metáfora altruista y de piedad humana. Todos somos iguales ante el dolor.

Mural  por Carlo Cuñado

Mural por Carlo Cuñado

Y hoy lo verifico ¡Es un cuadro maldito! Una vez lo entiendes nunca se va. Cuanto más se mira, más palpita y más duele la humanidad.

Y a gritos el arte nos lo estaba diciendo, el surrealismo es sano pero dentro del cuento y terrible en la realidad. Y a sentirlo nos dirigimos, si seguimos eligiendo el anillo al dedo, la moneda al deseo, la seguridad por la libertad.

Y caen las bombas, y se extiende un frío aterrador. Un zumbido de dolor y silencio más potente que cualquier justicia. Que progreso estaban dictando…

Entre llamas, gritos y mutilados, cuerpos retorcidos y desproporcionados, hay un mensaje de paz universal: La ignorancia mata. Y así el consumidor es consumido. Y el inocente, víctima.

“No hay un camino hacia la paz, la paz es el camino”.

Que sólo lloren los malos y que las bombas sean de chocolate…

…y que llegue el día en el que podamos decir ¡NUNCA MÁS!

Carlo Cuñado

2 Comments

fernando aguila mora

si, la guernica, destruida por los aviones alemanes, el horror y panico , se refleja con el cuadro de picasso, hoy por desgracia, la cosa no ha cambiado, cuantas guerras han habido desde entonces, cuantas injusticias se siguen acumulando, creo que cada persona tendria que tener una replica de este cuadro en su casa,para poder ver lo que aporta una guerra, da igual en donde sea, y pensar que nosotros mismos somos los destructores de este mundo el hombre, solo para sacar beneficio son capaces de cambiar el universo,,,hasta donde llegaremos ?,,,,

Reply
Carlo

Compartimos el mismo sentimiento Fernando. Y si, creo que todos deberíamos tener un Guernica en nuestra vida, no hablo del cuadro sino de su significado. El mural que ves en el artículo lo hice en el salón de mi casa, tres metros que muestran lo absurdo de la guerra. Los protagonistas han cambiado pero los papeles a interpretar siguen siendo los mismos…

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *