Por qué deberías votar el Domingo

Este artículo tiene como único fin convencer a los escépticos de que voten el próximo Domingo en las elecciones al Parlamento Europeo. ¿Por qué deberías votar ?

Si no vas a votar, puedo deducir que, o bien no estás satisfecho con el sistema en general, o te has cansado de los partidos a los que solías votar. Hay dos razones fundamentales por las que tu actitud no hará sino empeorar las cosas.

En primer lugar, si te quedas en casa favoreces a los partidos mayoritarios que no te gustan. Esto es inevitable ya que la abstención no tiene una consecuencia política y, aunque pocas personas voten al PP o al PSOE,  lo que cuenta para ellos es el porcentaje del total. Por dar un ejemplo sencillo, imaginemos un país en el que hay 100 votantes. De esos 100, 20 votan al PP y 20 al PSOE todos los años. Si votaran las 100 personas, tendríamos dos partidos con 20 votos respectivamente sobre 100, un 20% del total para cada uno. Pero si de esas 100 personas se abstiene la mitad (que suele ser lo que ocurre en las elecciones al parlamento europeo en España), habría sólo 50 votantes en total, por lo que tendrían entre ambos 40 votos sobre 50 posibles (un 40% de los votos cada uno). En resumen: sus votos pasan a valer el doble. Abstenerse no hace otra cosa que beneficiar a estos grandes partidos que cuentan con la fidelidad de un número importante de votantes. Además, no hace falta ser un genio para darse cuenta de que los grandes partidos no están incitando a la participación en estas elecciones. No han pedido en ningún momento a la gente que se movilice, que vaya a votar. No han insistido en que el futuro se decide en Europa. No le han dado importancia a estas elecciones, cuando son clave para el futuro. En su lugar, han preferido echarse en cara mutuamente la culpa por la situación actual, además de entrar en temas polémicos que movilicen a su respectivo electorado.  Y todo casi siempre en clave nacional. Esto es así porque, en líneas generales, la movilización ciudadana a gran escala no les beneficia. Es mejor que, para el ciudadano medio, la finalidad de estas elecciones siga siendo un misterio.

vota

Y esto nos lleva a la segunda razón por la que deberías votar: la única forma en la que tu voto cae en el olvido es cuando no llega a emitirse. El hecho de que un partido pequeño no llegue a obtener un escaño es irrelevante, si es ese partido el que mejor representa tus convicciones.  Si el total de votantes aumenta, el voto emitido a los partidos mayoritarios tiene menos valor. Si te quedas en casa, habrá gente cuyo voto este ocupando el lugar del tuyo, decidiendo por ti.  Si hay un partido que se acerca a tus convicciones ve a votar: aunque no salga elegido, estarás evitando que otros ocupen tu espacio. Y hay muchos partidos en los que elegir.

Hay incluso formaciones políticas como Escaños en blanco que se comprometen a dejar su escaño vacío si salen elegidos. Así, se lograría una protesta mucho más visual que un voto nulo, en blanco o una abstención. En cuanto al voto en blanco, conviene precisar que se suma al partido más votado: si quieres emitir un voto de protesta, es más apropiado el voto nulo. Aunque, a pesar de que se tienen en cuenta el número de votos nulos ha habido y que es una protesta mucho más clara que la abstención (he ido y he votado nulo para mostrar mi descontento), en la práctica favorece a los grandes partidos porque no se suma al total de votos emitidos, por lo que tiene consecuencias parecidas.

En resumen: vota como quieras, pero no te abstengas. En el fondo, no ir a votar es una gran irresponsabilidad, ya que hay muchas formas de votar. Resignarse y decir que el sistema está corrupto, que es inútil votar, etc. es comprensible, dadas las circunstancias. Pero si quieres que el sistema mejore, lo mejor es empezar por mostrar que la sociedad española es suficientemente madura para dar un paso hacia algo distinto, ¿no?

Ángel Roldán Buñuel

Licenciado en Derecho Hispano-Francés. Guitarrista en Duermevela. Aficionado a la literatura. Busco mi propio punto de vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *