Que no nos engañen #nomasmodelosdesnutridas

Chica muy delgadaHace unos días me metí en la página web de una famosa marca de ropa femenina. Quería mirar los precios de algunas prendas, y si encontraba algo interesante, tenía pensado comprarlo. Mientras ojeaba los bikinis, resultaba casi imposible no fijarme en los cuerpos perfectos de las modelos. Delgadas, pero con curvas. Chicas atractivas. Podrán gustarnos más o menos, y posiblemente tengan algo de photoshop, pero es innegable que tienen cuerpos bonitos.

Ahora bien, ¿qué es un cuerpo bonito?

Hace siglos, las mujeres más atractivas eran las más pálidas y rellenitas. Hoy, la talla 90-60-90 y un buen bronceado son los objetivos de muchas mujeres, sobre todo, los de las más jóvenes. Por tanto, y sin entrar a valorar si la nueva tendencia es buena o mala, está claro que ahora nos gustan más los cuerpos esbeltos y deportivos. Por ello, parece lógico que las marcas expongan sus productos sobre personas atractivas.


Chicas woman secretChicas woman secretVolviendo a mi búsqueda en la página web, me encontraba alabando mentalmente los cuerpos de algunas de las modelos, cuando de repente empecé a ver otros no tan agradables. Entonces hice una pequeña búsqueda por todas las prendas en las que se podía apreciar el cuerpo de las chicas. Deduje que en realidad había dos modelos, quizás tres, que se repetían. Una normal, de las atractivas, y otra que parecía que no había comido en meses. Al principio pensaba que me había equivocado de tienda online. Sin embargo, no me confundía, estaba en una de las marcas más conocidas de España. Una tienda en donde todas mis amigas compran ropa interior y ropa de baño. Donde miles de adolescentes entran todos los días a mirar. En definitiva, una tienda que debería cuidar a sus clientes. ¿No es así? Todos los negocios del mundo, si no tratan bien a sus clientes, les pierden, y por eso intentan satisfacerles al máximo. Pero no. No sólo las tallas que hacen no se corresponden con las reales, sino que además quieren hacer sus productos más atractivos colocándolos en personas que a primera vista, no parecen sanas.

No voy a entrar a hablar de la anorexia, la bulimia, los problemas de seguridad… Todos sabemos lo graves que son estas enfermedades actualmente, e imagino y quiero pensar que las personas que seleccionan a las modelos, también. El objetivo de este artículo es intentar acabar con estos pequeños detalles que a muchas se nos pasan por alto, pero que a otras les cuesta mucho más que el precio del bikini en cuestión.

Chica Delgada - Modelo

Cuando vi las fotos de esta pobre chica exhibiendo su cuerpo por distintas secciones, como si fuera la cosa más normal del mundo, se me quitaron las ganas de comprar nada. De hecho, me sentí realmente mal. No podía entender qué tipo de estrategia de marketing era aquella, así que decidí quejarme al servicio de atención al cliente. Es posible que el email que envíe nunca llegue a quienes idearon esta estrategia. Me han contestado con un correo estándar de ¨disculpas¨, algo que me parece impersonal y que no resuelve mi petición de eliminar las fotos de la página web.

Pero esto es como todo. Nos quejamos de los programas del corazón, pero tienen éxito. Si no hubiera telespectadores no habría tele basura. Si no hubiera clientes indiferentes, no habría publicidad dañina. No digo que dejemos de comprar en estas tiendas, pero por lo menos, hagámosles saber que se han equivocado, que podrán enseñarnos cuerpos bonitos, pero que no nos pueden engañar. Si estas tiendas, cada día recibieran varios correos de quejas, estoy segura de que reaccionarían.

No actúes de manera indiferente. Si no lo haces por ti ni por el sentido común, hazlo por todas las niñas que creen que un cuerpo bonito y normal es aquel en el que se notan más los huesos.