Saving Mr. Banks, Saving Disney

Disney para adultos, hilarante a la par que dramático.

SAVING MR. BANKS, 2013

País: Estados Unidos

Director: John Lee Hancock

Guión: Sue Smith, Kelly Marcel

Música: Thomas Newman

Fotografía: John Schwartzman

Reparto: Emma ThompsonTom HanksColin FarrellPaul GiamattiJason Schwartzman,Bradley WhitfordRuth WilsonB.J. NovakRachel GriffithsKathy Baker

125 min. 13 años

Productora: Walt Disney Pictures / Ruby Films / Essential Media & Entertainment

▲      El tratamiento adulto drama – comedia

▼       Tardas en entrar en la película

 

Titulada en español “Al encuentro de Mr. Banks“, la película es una historia metacinematográfica que narra como Walt Disney logra hacerse con los derechos de la novela de P.L. Travers “Mary Poppins“.

Parece que desde hace un año la empresa Disney se ha propuesto un nuevo resurgir de la productora tras Frozen. Esta vez no se trata de una película de animación, sino rodada con actores de carne y hueso. ¡Y que grandes actores! Tom Hanks en el papel de Walt disney y Emma Thompson, por no hablar de Colin Farrell y Ruth Wilson interpretando personajes del pasado de la escritora.

La narración se divide en dos corrientes: la primera sobre el arduo proceso de adquisición de derechos de “Mary Poppins” por Walt Disney; la segunda en forma de flashbacks sobre la inocente infancia traumática de la escritora, que tiene gran influencia en lo que sucede entre Disney y Travers.

Saving Mr. Banks

La fusión de comedia y drama resulta equilibrada, con secuencias en ocasiones hilarantes igual que sobrecogedoras.

Otro de los puntos fuertes de la película es la música de Thomas Newman. Se compone por un lado de canciones preexistentes recuperadas de la película original de 1964 “Mary Poppins” adaptadas parcialmente a la actualidad y por otro lado música original extradiegética.

Como advertencia, es posible que como espectadores que no sintáis especial pasión por Disney y observéis la película con ojos críticos, no empaticéis con la protagonista hasta el final de la historia. El personaje de P.L. Travers se presenta como insociable hasta el  segundo punto de giro, con lo que al espectador se le hace difícil inmersarse en la historia y sentir el verdadero conflicto interno que se está narrando.

Si no tienes la historia de Mary Poppins perfectamente asimilada es complicado ver la relación que existe entre la infancia de la escritora y la historia de Mary Poppins, lo que supone que tampoco conseguirás resolver el conflicto externo, el enigma de porque P.L. Travers no quiere ceder los derechos a Walt Disney hasta el final de la película. Es entonces cuando como espectador te sumerges en la vida de los personajes.