¿Seguridad o criminalización?

Hace pocos días se conocía el borrador de la “Ley de seguridad ciudadana” que previsiblemente aprobará el Gobierno. Según el Partido Popular se trata de una ley necesaria. El ministro de interior Fernández Díaz afirmaba que “no es sancionar más, es sancionar mejor” y que los derechos a la información y a la libertad de expresión no se verán mermados. ¿Pero esto es así?

Resulta innegable que esta ley que va a ver la luz en un contexto en el que se están produciendo numerosas manifestaciones por los numerosos recortes de derechos que se están produciendo y por la delicada situación económica y política española.

Observando el borrador de la ley, se deduce que esta ley si sanciona mucho más duramente –a pesar de las palabras del ministro-, por ejemplo un escrache puede ser sancionado con hasta 600.000 euros, grabar y difundir imágenes de policías también puede llegar a los 600.000 euros y beber en la calle –el denominado botellón- puede ser sancionado con hasta 30.000 euros. En el derecho administrativo sancionador existe un principio muy importante, el principio de proporcionalidad. Dicho principio está vulnerandose con esta nueva ley. ¿Cómo puedes ser multado con hasta 600.000 euros por realizar un escrache? Se tratan de multas absolutamente desproporcionadas y fuera de lugar.

Además, el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información también se ven dañados. A raíz de esta ley no se podrá grabar a los policías ejerciendo sus funciones. En numerosas ocasiones gracias a grabaciones hemos podido ver agresiones desmedidas de la policía a los manifestantes. Si ya resultaba bastante lamentable que no se pudiera identificar a los agentes de la ley con un número de placa visible, ahora no se podrá ni grabarles.

También el derecho a la huelga y a la manifestación se ven dañados por esta nueva ley. A todas luces lo que hace el gobierno es instaurar el derecho administrativo del enemigo, criminalizando la protesta, afectar derechos fundamentales e infrigir el principio de proporcionalidad. Como han dicho varios ciudadanos  se trata de una patada en la boca a la democracia. Sumando esta ley al nuevo código penal que endurece las penas, el Gobierno quiero instaurar el miedo para eliminar la protesta. Esperemos que no sea así y que el miedo y cambie de bando.

Jorge Cordero
Estudiante de Ciencias Políticas y Derecho
Madrid

El Precursor

1 Comment

fernando

jorge cordero, he leido tu tema, y lo encuentro aceptable, yo creo, que lo que nos esta pasando al pueblo español, es como si siguieramos los pasos de la dictadura ,mas grande que haya un pais vivido, estamos en manos de unas personas , que no saben gobernar con cordura, y todo lo que nuestros antepasados lograron ,con mucha dificultad y crear un pueblo de bienestar “” hoy en justo dos años todo nos lo han quitado, hemos participado en sinfines de huelgas y todo para nada, este gobierno no democratico ,nos lleva al muere, por esto digo , gobierno corrupto, hasta donde quieres llegar ?,,el pp ,partido vividores corruptos y sin conciencia , pagaran por todos sus errores politicos,,,,,

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *