¡TODOS QUEREMOS TODO Y PARA TODOS! – Sólo un beso callará mi boca

La realidad vuelve a superar a la ficción, pero este final si es como el de los cuentos donde siempre ganan los buenos. El sábado veintidós de marzo se celebraron las marchas de la dignidad con destino Madrid. El uno de marzo miles de personas salieron caminando desde todas las comunidades de España. Nuestra bilingüe alcaldesa, Ana Botella, les negó el alojamiento en los diversos polideportivos además de solicitar que se detuvieran a todos aquellos que vinieran a sumarse a la convocatoria en autobuses, más de 900 vehículos. Pero lo siento princesa, es imposible frenar el viento.

La mal venida política a sus pueblos fue más allá, mientras se celebraba la convocatoria pacífica los “antidisturbios” atentaron con desproporcionada violencia contra la multitud, más de dos millones y medio de personas, entre ellos miles de niños y adolescentes, ancianos y discapacitados. Su violencia es una orden, la del pueblo una consecuencia de la que me siento orgulloso ya que empezaba a cansarme de que las gacelas aplaudieran al león.

Gracias al cuerpo de bomberos, estos funcionarios si al servicio del pueblo debido a su vocación profesional basada en la seguridad de la ciudadanía, socorrieron a los manifestantes impidiendo así una avalancha humana con fines devastadores, deseo este de nuestros superiores, a los hechos me remito.

De vuelta a casa en transporte “público” soy consciente de que llevo la sudadera manchada de sangre de algún compañero al que tuve que socorrer. Busco información en los medios de “comunicación” y vuelven a mentir como nos tienen acostumbrados, la prensa escrita solo habla del derbi deportivo y la radio plagada de música vacía y testimonios de sospechosa procedencia. Las citas esporádicas apuntan a lo mismo, Ucrania se levanta contra la tiranía como héroes y España como terroristas y radicales…

La única verdad la encuentro en lo vivido en primera persona, por eso apago la televisión y cierro los ojos para recordar. Tiemblo pero no hace frío, me duele el pecho pero no fumo, siento vergüenza de mi país cuando en realidad lo amo.  Tengo miedo, últimamente me sucede cuando busco la verdad y la encuentro.

Se me caen las lágrimas, pero esta vez no es de impotencia o rabia, lloriqueo de felicidad, emoción y alegría. He visto 17 pueblos unidos luchando por la misma causa, los mismos pueblos que se empeñan en enfrentar para mantenernos ocupados y distraídos y así pecar a sus anchas. Escuché catalán en Colón y aplausos, escuché euskera en Cibeles y aplausos, gallego en Atocha y aplausos. Nos escuchamos cuando ellos callan…

Ser objetivo no significa no mojarse, la objetividad busca liberar la verdad y yo quiero ayudarla ya que hoy más que nunca lo necesita, mi generación ha aprendido de la historia y no queremos volver a repetirla. El Partido Popular es la herencia del terror que vivieron nuestro padres y abuelos: quince inmigrantes asesinados en nuestras fronteras, pérdida sistemática de derechos y libertades, cientos de suicidios y miles de familias expulsadas de sus casas, ordenes de agresión y arresto en las manifestaciones, detenciones ilegales, miedo a expresarse libremente, manipulación mediática, multas millonarias y encarcelamiento de cientos de activistas, estado policial…

Cada vez que una persona al ser desahuciada salta por la ventana, no es un suicidio, es un asesinato. Cada vez que a un colectivo se le reduce la dosis de su medicación porque no pueden pagarla, no es un recorte, es un genocidio. Cada vez que un niño se desmaya en la escuela por no poder comer, no es un accidente, es una tortura.

No he podido evitar acercarme a un agente de seguridad y preguntarle que es lo que siente al golpear a una niña, que parte del contrato no entendió correctamente, hasta donde es capaz de llegar su obediencia. Lo peor no es que no halla obtenido respuesta, es que no había vida detrás de sus ojos.

Al recibir un golpe he pensado en mis padres, aquellos que lucharon por mi educación sin levantarme nunca la mano y no es justo que los golpes me los den en la calle, ahora entiendo porque querían que estudiara, para que me posicionara en el bando en el cual lucho y no el contrario. Este agente de la “seguridad” del cual recibí mi primer y espero que último golpe, me dijo apretando los dientes “Cállate la puta boca maricón” y mi respuesta fue automática: “solo un beso callará mi boca”

Mis gracias más sinceras van para todos aquellos que luchan por los derechos de los demás. A todos aquellos que seguís al margen y en la neutralidad, pensar que vuestros compañeros de sofá o botellón tampoco lucharán por ti cuando sea necesario. Me da mucha pena ver a gente joven conformista, egoísta e imparcial. El joven deja de serlo cuando actúa como un anciano. ¡NO CRITIQUES, UNETÉ!

Adolfo Suárez muere en la misma década que la Democracia. Inició una etapa, y murió con ella.

“Se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.” (Abraham Lincoln)

El pueblo despierta, se os acabó la fiesta.

Carlos Gómez Cuñado, un periodista no remuner(manipul)ado…

Carlo Cuñado

11 Comments

Cristina Escalona

Carlos, la verdad es que no puedo evitar comentar tu artículo. Respeto tus ideales, y sobre todo respeto y defiendo los derechos de todos los ciudadanos. No sólo los tuyos, ni los de los miles de personas que salieron a la calle, sino también los de las personas que no lo hicieron.

Imagino que algún policía atentaría desproporcionadamente, pero no mencionas nada acerca de las barbaridades que hicieron esos otros que reclamaban derechos.

Yo tengo claro que fueron los más radicales, y que los extremos nunca son buenos. Quien pega una niña o a una persona que se manifiesta pacificamente no tiene nigún tipo de vida tras sus ojos, como bien dices.

Tampoco la tienen quienes gritaban al Samur que dejaran morir a los policías, ni quienes lanzaban bengalas en presencia de tantos niños, adolescentes, discapacitados y ancianos. ¿No crees?

Un saludo.

Reply
Carlos

¡Buenos días Cristina!

Lo primero, gracias por leer y contestar con la educación que te caracteriza. Ojalá todas las batallas sean con palabras, pero desgraciadamente no es así. Yo estaba en la manifestación libreta y grabadora en mano posicionado en la parte trasera de la convocatoria, rodeado en la mayoría de niños y madres que jugaban con tizas y globos, donde empezó la carga policial en horario permitido y legal, triste, muy triste. Los antidisturbios no dudaron en cargar contra todo y fueron todos estos niños los primeros pisoteados, la estampa arrancó la respuesta de la ciudadanía, me asustaría que no se reaccionara. Intenté ayudar a todos los agredidos posibles. Llegué a casa con la sudadero manchada de sangre de aquellos menores agredidos en portales, asustados y llorando, estos no son anti sistema ni mucho menos, son futuros adultos, hoy marcados de violencia que reaccionaran debido a lo mamado.

Había dos millones y medio de personas, ¿cuántos radicales?
Había 1800 antidisturbios, ¿cuántos radicales?

Créeme Cristina, si hubieras vivido los hechos entenderías la respuesta del pueblo. ¿Que harías si a tus hijos, familiares o amigos, por defender el derecho a protesta, les hubieran apaleado? Estoy seguro que no contestarías escribiendo en un teclado. he visto la barbarie en primera persona y no quiero volver a sentirla, si seguimos callados, cuando despertemos quizás sea demasiado tarde. Hoy la única solución es la REACCIÓN.

Reply
Noelia

Buenas tardes.
Tengo poco que decir que no hayas dicho ya Carlos.
Te doy toda la razón en todo.
Imagino que la gente te tachará de radical e incluso de antisistema.
Pues en mi opinión es normal que te tachen de eso… hoy en día quien no esté en contra de este sistema es un necio e ignorante. Siento que alguien se ofenda, pero como siempre he oído, solo las verdades duelen.
Yo me considero antisistema, claro que si. Estoy en contra de un sistema donde se echa a patadas a la gente de sus casas, donde se rescatan a bancos y no a personas, donde se privatizan los derechos, donde los recortes siempre empiezan por abajo. Estoy en contra de este sistema manipulador donde comprar un libro es mas caro que ponerte canal plus en tu casa. Estaré siempre en contra de un sistema corrupto, donde solo pagan los pobres y la justicia no es igual para todos. En contra de un sistema capitalista que esclaviza a personas en otros países, un sistema donde la policía es mercenaria de un gobierno corrupto y esta misma policía se excusa con que es su trabajo y es lo que les da de comer. En realidad si estos comen es por que todos con el IVA, impuestos y demás les pagamos. Así que la policía debería estar bajo el mando del ciudadano que realmente es la persona indefensa.
Creo en que en la policía hay mucho cuento y mucha cara.

Así que ahora solo tengo que decir que en este sistema necesitamos una revolución y si las cosas siguen así solamente se conseguirá PIEDRAS CONTRA BOLAS.

Reply
Laurens

A cualquiera que lea esto;

Se me pone la piel de gallina solo de pensar que todo un país se ha movido hacía esta, la ciudad donde vivo, Madrid, para defender los derechos de sus ciudadanos, para luchar contra la opresión, para luchar por la educación y la sanidad, por infinidad de cosas que no cabrían ni en 100 paginas, por la LIBERTAD.

Pero todo esto que es tan bueno, tan bonito, y tan justo, se pierde en el momento en el que uno de ellos coge un adoquín para lanzárselo a otra persona. Salimos a la calle para defender de forma pacifica y de viva voz, que HASTA AQUI HEMOS LLEGADO, CONMIGO YA NO VAS A PODER MÁS, BASTA YA!! pero utilizamos la violencia para ello. El fin, para mi, en ningún caso justifica los medios, y no creo que se pueda conseguir un fin tan bueno como es la libertad y la justicia, basándonos en un medio tan ruin como es la violencia.
Un policía que agrede a un manifestante es un monstruo, y un manifestante que lanza todo lo que pilla a su paso contra un policía sin importar lo que le pase no lo es?
NO PODEMOS CRITICAR ALGO Y LUEGO HACERLO, ESO NOS CONVIERTE EN HIPOCRITAS, y para mi, nos hace tan malos como aquellos a los que criticamos.
Salimos a las calles para GRITAR, HABLAR, Y LUCHAR, para demostrarles que SOMOS MEJORES QUE ELLOS, pero cuando actuamos con violencia, todo eso tan bueno por lo que luchamos se desvanece y nos convertimos en lo que tanto criticamos y odiamos, porque, aunque pensemos que somos mejores porque el fin que defendemos lo es, nunca lo seremos si actuamos con violencia.
Y a los hechos me remito: una manifestación como la que nunca he visto ni oído hablar, todo un pueblo y un país movilizado por algo, algo bueno, algo justo, y que se oye al final? que es lo que ha quedado de esto taaaan bueno que se ha hecho??? os lo digo: 67 policías heridos…y unas imágenes que a mi en lugar de alegría, me causan pena y rechazo…
HAY QUE SEGUIR LUCHANDO Y GRITANDO, pero sobre todo hay que buscar el camino que sea tan bueno y tan justo como el fin que se persigue.
TOLERANCIA Y RESPETO

Reply
Dorleta

Carlos, Felicidades por el artículo. Creo que en él relatas muy bien la situación actual que se vive en el estado español, y que día a día a través de los grandes medios de comunicación se oculta tal realidad. Por otra parte, creo que reflejas muy bien cuál fue tu percepción sobre las Marchas de la Dignidad del pasado sábado y sobre todo lo ocurrido después. La verdad que es muy penoso que una manifestación con tanta y diversa gente como la del sábado pasado, y PACÍFICA, terminara de esas maneras. Pero, desde mi punto de vista no se puede generalizar y negar que esa manifestación fue pacífica, cuántxs fueron lxs que utilizaron la violencia de entre l millón de personas o más que acudió a la manifestación. Para mí lo más importante es quedarnos con ese millón de personas o más que se reunió en Madrid el pasado sábado para reivindicar una sociedad más justa, lejos de la pobreza, de las desigualdades, de la corrupción,etc. Y de que realmente las Marchas de la Dignidad han sido un ejemplo de lucha social y un motivo más para animarnos a seguir luchando por una sociedad mejor.

Reply
Jaime

Todavía no se ha inventado, ni siquiera en nuestro rico castellano, la expresión que exprese lo de acuerdo que estoy con todo lo que dices. Siembra viento…y recoge tempestades!
Sí matizaría algo: estoy totalmente de acuerdo con que la gente exprese lo que siente, se manifieste, haga ver al mundo el desacuerdo popular, luche porque la “nobleza moderna” que se aprovecha de las imperfecciones del sistema, aquellos que hicieron la ley, para luego hacer la trampa, sientan vergüenza y, por las buenas o POR LAS MALAS, desaparezcan de la Sociedad. Pero esto tiene un riesgo muy importante, que se piense que saliendo a la calle SE ARREGLAN las cosas, y no es así. Saliendo a las calles se muestra que las cosas están mal, fatal, podridas, enquistadas, …pero hay que trabajar en la sombra, hay que trabajar con las pocas herramientas democráticas que tenemos para dar una alternativa, una solución, un camino factible que nos haga salir de donde estamos. Porque si mañana los malos se rinden y nos dejan decidir, manejar, cambiar las cosas…yo me pregunto, sabríamos que hacer? Por dónde empezar? Sabríamos por dónde empezar ese camino? Y por dónde seguir? Sabríamos educar a las personas para que esto no se vuelva a repetir?… este trabajo intelectual es igual de importante que el clamor popular pero, desde mi punto de vista, infinitamente + complejo. El realista y el sonador tienen que unirse, no separarse, tienen que ser la misma persona y aportar cada una de sus mejores cualidades.
Bravo Carlos, bravo.

Reply
Elena

Muy buen resumen de la manifestación, Carlos. Tienes razón en todo. Hacen falta más historias como esta. La gente se ha quedado con los escasos segundos dedicados en los telediarios a los violentos infiltrados en la concentración, sin profundizar en que LA POBLACIÓN ESPAÑOLA está unida por un mismo fin: CAMBIAR este país. Estamos hartos de que se nos tome el pelo. Pero claro, no interesa tanto sacar esto en las “noticias”, ¿verdad?
Menos mal que queda gente como tú, como nosotros, jóvenes con ganas de movernos, sin miedo. No tenemos nada que perder, ya nos han quitado muchas cosas, sin embargo, podemos ganar mucho.
Podemos ganar la libertad que nuestros padres se ganaron. Esos derechos que estabamos consiguiendo en una sociedad que iba adelante.
Me entristece bastante oir expresiones que discriminan a ciertos colectivos, como lo que has contado. ¿Por qué tratamos de excluir a ciertos “grupos”, si realmente todos pertenecemos al mismo (la raza humana)?
Aún hay mucho por hacer…Pero creo (espero) que vamos por buen camino!! ;)

Reply
Eduard

Estoy de acuerdo con muchas cosas de las que dices carlos, muy buen articulo y muy buen uso de la palabra.. aunque creo que a veces caes en lo mismo que denuncias! Denuncias la violencia de las policías, que es muy denunciable pero aplaudes que a la policía se la haga lo que se le hizo. Asi no llegará el cambio que se anhela, lo siento pero decir que la policía vive del iva que les pagamos es caer en demagogia, eso va por algún comentario que he visto por ahí . Para empezar porque ellos pagan iva también y lo de que no hay vida en sus ojos.. si alguno no la tendría pero otros muchos son gente corriente entrenada para no mostrar ni el mas gesto debilidad cuando son igual de débiles que nosotros y quien realmente vive del iba es la clase política de país hundido en la mierda hasta el fondo, cuanto antes emigre de este sitio mejor, no quiero tener nada que ver con este país salvo con su comida.

Y en cuanto lo de los niños, opino lo mismo que cristina, si un niño ni puede participar en las elecciones y de echo no puede participar en política porque no la entiende, que hace yendo a una manifestación donde el ambiente aunque sea pacifico siempre es “tenso” (entiéndase visto desde los ojos de un niño) gente chillando al son, soltando algún que otro insulto, no se no creo que sea ambiente para un niño y así se evitaría entre otras cosas que sufrieran la violencia de los violentos radicales, tanto policías como revienta manifas!

Reply
Neo

En primer lugar, quiero darte la enhorabuena por el artículo Carlo, creo que refleja muy bien la situación de hartazgo que se vive en España.
Dado que el debate es largo e intrincado, me gustaría hablar sobre las posturas encontradas entre los partidarios y detractores de la violencia. A lo largo de todos estos años de protesta, los diferentes movimientos sociales han expresado su rechazo al sistemático recorte en derechos y libertades incidiendo en su carácter pacífico. La sociedad se rasga las vestiduras cuando hay un policía herido, disturbios y destrozos en el mobiliario urbano. Quiero decir que la indignación no se expresa de manera tan virulenta cuando golpean a manifestantes, les dejan tuertos o les causan graves daños.
Desde mi punto de vista, creo que se han agotado los mecanismos que ha diseñado el sistema para su reforma interna, ¿quién cree que los partidos mayoritarios van a cambiar la ley electoral para perjudicarse? ¿Alguno de nosotros se dispararía en el pie? Por ello, no veo reprochable que se recurra a la violencia. En 1789 estoy seguro que de no haberse asaltado la Bastilla los súbditos jamás se hubiesen convertido en ciudadanos. No creo que la nobleza y la Iglesia hubiesen compartido su poder de no habérselo arrebatado por las manos. LA lucha de clases sigue existiendo de manera soterrada y, como afirmaba Warren Buffett, los ricos la van a ganar.
Por todo esto, menos indignación cuando la violencia aflora. La violencia es sistémica y se presenta en actos como el recorte de derechos laborales, los deshaucios y la impunidad de la clase dirigente .

Reply
Ale

Hola Carlos, primero de todo gracias por como relatas lo acontecido, me encanta la forma de expresarte aunque el tema sea tan triste y sinó que se lo digan al chico de 21 años que tuvieron que ingresarle porque una “pelotita de nada” ha hecho que le extirpen un testiculo y eso que según la policia no dispararon pelotas. Que está pasando… en los telediarios sólo cuentan los 65 policias heridos,que me parece muy mal, odio la violencia, venga de donde venga, pero porqué no cuentan los miles y miles de personas pacíficas de toda España que se han unido a esta manifestación, algo querrá decir eso ¿no? que tantisimas personas estemos indignadas y de acuerdo en salir a la calle a protestar por las injusticias, por el retroceso en la historia, con lo que costó llegar a conseguir lo que teniamos y ahora de un plumazo nos quieren quitar hasta el poder estudiar en la Universidad porque eso es sólo para los que tengan dinero y el que no lo tenga, pues eso “a servir al amo” así no temdrás ganas nada mas que de trabajar y alimentar a tus hijos y con la boca cerradita, eso es lo que pretenden, yo creia que era con Franco cuando teniamos dictadura.
Que triste que para cambiar las cosas tenga que ser con revoluciones y ya se sabe que las revoluciones traen sangre y destrucción. Según nuestro presidente no debemos manifestarnos para que no transcienda al exterior, porque deteriora la “Marca España”. Y digo yo, ¿que van a pensar en el resto de Europa? ¿que estamos cabreados? ¿que estamos hartos de que nos mientan nuestros politicos,que no piensan nada mas que en beneficiar a los de arriba y empequeñecer mas a los de abajo? ¿que hay mucho sinverguenza en el poder y no pasa nada?
Animo y adelante, nunca retroceder

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *