Vengadores: La Era de Ultrón- ****

La avalancha ha empezado.

Hace poco más de ocho años era impensable el hecho de reunir en un solo filme a tantos personajes icónicos sin que el resultado final fuese un pastiche sin forma ni sentido. Los Vengadores (2012) llegó para cambiar esta concepción con una historia muy medida, buenas dosis de acción y muchos momentos cómicos para el recuerdo. Con el estreno de La Era de Ultrón, su secuela, se atendía a más de un solo reto: lograr que funcionase tan bien o mejor que la primera, suponer otro gran giro para el Universo Cinematográfico de Marvel y contar algo que destacase en la marabunta de películas que empezarán a estrenarse de aquí a 2020 (más de 30 filmes anunciados entre Fox, Marvel Studios y Warner llevarán distintas historias de cómic a la gran pantalla).

Con la segunda parte de la historia de los Héroes más Poderosos de la Tierra podemos estar tranquilos, pues se cumple con todas las expectativas y se va mucho más allá para aportar un completísimo título de acción, mucho más potente que la primera entrega, más complejo y profundo en su argumento y con una galería de personajes cada vez más amplia y mejor aprovechada. La magia de ver a Iron Man, Capitán América y el resto de Vengadores juntos por primera vez ya no existe: no estamos ante otro filme de descubrimiento y formación de un equipo. De lo que se trata ahora es de ver cómo funcionan juntos a partir de esa formación, de contemplar su compenetración, disfrutar (mucho) sus bromas entre sí y lo más importante: atender a sus conflictos y ver qué más hay detrás. The_Avengers_Age_Ultron_14302489175575Si hay algo que flota de principio a fin durante toda la película es la proximidad del conflicto y el peligro que acarrea en los niveles de poder que manejan estos personajes, perfectamente representados en la evolución del personaje de Tony Stark/Iron Man (Robert Downey Jr.) y la tríada paterno-filial que forma con Visión y Ultrón (el villano de la función, llevado a la vida por un bestial James Spader). Del personaje más querido al comienzo de la película, uno no está seguro qué pensar sobre él según la película avenza y esto se refuerza con la dicotomía entre sus dos “hijos”: un robot genocida que solamente ve imperfección y un beatífico androide que aún desea tener fe en la humanidad. Del resto de personajes hay que destacar a un Hulk tremendísimo (Mark Ruffalo, sin duda la mejor elección hecha para Bruce Banner), una Viuda Negra (Scarlett Johansson) cada vez mejor, unas más que agradecidas adiciones al equipo con Mercurio (Aaron Taylor-Johnson), Visión (Paul Bettany) y especialmente Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen), pero lo mejor sin duda es la combinación de madurez, humanidad y socarronería aportadas por Ojo de Halcón (Jeremy Renner), que da la gran sorpresa pasando del perfil bajo a transformarse en uno de los mejores miembros de los Vengadores. ¡Por fin!

Quizás lo más achacable sea el hecho de que no se trata de un filme culminante como lo fue su primera entrega, ni tampoco deja el mismo sabor de boca que la misma: funciona más como preludio a lo que vendrá en otras películas y ello pueda dar pie a pensar que falta más consistencia en el montaje final (cómo se notan los recortes de metraje). Es mucho más violenta y algo desasosegante hacia el final, el golpe de efecto que Marvel necesitaba para hacer madurar de golpe a todos sus personajes mientras sube a sus espectadores en una montaña rusa de emociones. Prueba de ello es cómo son capaces de pasar de la mejor escena de acción de la saga a un parón (alargado en exceso, eso sí) en el que se explora mucho más el aspecto más frágil y humano de todos los Vengadores. Puede que algo sobrecargada de contenidos y muy apretada al contar tantas cosas tan rápido, pero en ningún momento patina. Sus escenas están creadas con verdadera maestría del cine de acción y de superhéroes, así como agradecidísimas dosis de comedia y, lo que resulta más importante, la imperante necesidad de saber qué sucederá a partir de ahora. Solamente hay que relacionar lo visto en la película con las películas anunciadas para temblar de la emoción. Bravo.

The_Avengers_Age_Ultron_14302489173182CONCLUSIÓN: Diferente, ni mejor ni peor que la primera. Más equilibrada, completa y adulta, pero tan saturada de cosas que a veces dan ganas que se contengan un poco para disfrutarla mejor. Disfrutable a todos los niveles, de la multiplicadísima acción a la comedia, y con personajes mejor dibujados y más cómodos en sus papeles. Los personajes principales dejan hueco al resto del grupo para que se sitúen a su nivel, y Ojo de Halcón es el que mejor parado sale de esto con más importancia y relevancia en el equipo. El triángulo del padre (Iron Man), el hijo pródigo (Visión, la entrada de Paul Bettany al Universo Vengadores) y el vástago oscuro (Ultrón, el mejor villano hasta el momento) es lo más interesante que tiene el guión, mientras que el premio a Mejor Escena está disputado por el inicio en Sokovia o la batalla de Wakanda. Los espectadores decidirán.